In the News

Continúa controversia por inclusion de anticonceptivos en planes de seguros

Martes, Enero 24, 2012
Telemundo

La decisión del presidente Barack Obama de exigir que los planes de seguro médico preventivo incluyan métodos anticonceptivos ha provocado reacciones encontradas y la "promesa", tanto de organizaciones a favor como en contra, de seguir luchando por revocarla o mantenerla.

La regulación, que entraría en vigencia el 1 de agosto como parte de la implementación del Patient Protection and Affordable Patient Protection and Affordable Care Act , exigiría a los planes de seguro ofrecer esterilizaciones, anticonceptivos y abortivos a todos sus beneficiarios, a menos que trabajen directamente con una iglesia.

Representantes religiosos han expresado su disgusto ante la medida, que han dicho consideran que viola la primera enmienda de la Constitución de Estados Unidos y advertido que tomarán medidas legales para revertirla.

La Conferencia de Obispos de Estados Unidos (USCCB) calificó de "excesiva" la medida por forzar a los ciudadanos a comprar anticonceptivos "contra su voluntad".

"Nunca antes en nuestra historia en Estados Unidos el gobierno federal ha forzado a los ciudadanos a comprar algo que viola nuestras creencias", dijo el cardenal Daniel DiNardo, arzobispo Galveston-Houston y presidente del comité de acciones pro-vida de USCCB, en una vigilia el lunes por la noche en Washington, DC.

DiNardo instó a los cientos de feligreses reunidos en la Basílica of the National Shrine of the Inmaculate Conception, ha manifestarse a favor de la "protección de los derechos de consciencia y libertad religiosa".

"Lo que está en juego aquí, como lo dijo el presidente de nuestra Conferencia el pasado viernes, es la supervivencia de una piedra angular de la libertad protegida constitucionalmente, que garantiza respeto por la consciencia y libertad religiosa", agregó el religioso.

El arzobispo de Nueva York y presidente de USCCB, Timothy M. Dolan, señaló en un comunicado el viernes que "los obispos católicos están comprometidos con sus compatriotas estadounidenses para reformar la ley y cambiar esta regulación injusta".

La organización religiosa había cabildeado fuertemente para lograr que se incluyera una excepción para empleadores que se oponen al uso de métodos anticonceptivos por creencias religiosas, pero las autoridades únicamente concedieron una prórroga de un año en ciertos casos para implementar la medida.

La medida exime a iglesias pero no a hospitales, escuelas y universidades bajo alguna denominación religiosa.

El plan de seguro deberá incluir no sólo métodos anticonceptivos, sino opciones de esterilización y las controvertida "píldora del día siguiente".

Asimismo, la National Association of Evangelicals (NAE) calificó la medida como "moralmente incorrecta" y ha exhortado al Congreso de Estados Unidos a aprobar legislación que restablezca "protección de consciencias a todos los estadounidenses".

Hasta ahora, la Colorado Christian University y el Belmont Abbey College han presentado demandas en cortes federales para desafiar la constitucionalidad de la medida.

Por su parte, las organizaciones que lucharon durante meses para que la administración se pronunciara a favor sobre el tema, han aplaudido la decisión.

"Este es un triunfo muy importante para nuestra comunidad y vamos a seguir comprometidos y vamos a estar atentos a cualquier desafío de esta medida y vamos a presionar a la administración para que el acceso a los métodos de control de natalidad sea protegido", señaló hoy a Efe Jessica González-Rojas, directora ejecutiva de National Latina Institute for Reproductive Health (NLIRH).

De acuerdo con cifras de Guttmacher Institute citadas por la organización, el 50 por ciento de las mujeres entre los 18 y 34 años ha señalado que el costo de las prescripciones de medios anticonceptivos ha interferido en su decisión de usarlos de forma consistente.

"Entre las mujeres latinas con las que trabajamos, sabemos que el costo es una barrera para tener acceso a los métodos anticonceptivos, así que una vez que esta barrera se elimine ellas tendrán más control", aseveró la activista.

Los anticonceptivos son los fármacos más prescritos para las mujeres entre 18 y 44 años en Estados Unidos