In the News

Latinas de Long Island se suman a lucha por salario mínimo

Friday, March 13, 2015
El Diario
Washington
loretta Kane, Camino Public Relations Phone: 917.410.7242 Email: lk@caminopr.org

This article was originally posted on eldario.com 

 

NUEVA YORK — Un nutrido grupo de trabajadoras hispanas de Long Islandprotestó este viernes en Brentwood, para pedir que el gobernador Andrew Cuomo y el Senado estatal aprueben un aumento del salario mínimo a $15 la hora para finales del 2018, ante el alto costo de vida en los condados de Nassau y Suffolk.

Un reciente incremento aprobado por la Asamblea estatal en el presupuesto 2013-2014 elevó el mínimo a $9 la hora para 2016. Gradualmente, pasó de $7.25 a $8 en diciembre de 2013, a $8.75 en diciembre del 2014 y llegará a los $9 a partir del 31 de diciembre del 2015.

Pero el ingreso no es suficiente para los residentes de la Ciudad de Nueva YorkLong Island y el condado de Westchester, que son las áreas con el costo de vida más alto en el estado. Así lo argumentaron los asambleístas Phil Ramos (D-Brentwood) y Michaelle Solages (D-Elmont), quienes se unieron hoy a organizaciones comunitarias y trabajadoras latinas en la manifestación para pedir que se apruebe la propuesta que se hizo en la Asamblea el jueves de elevar el mínimo a $15 la hora, que sería efectivo a finales de 2018.

Cuomo no apoya esa subida, pero ya había propuesto incrementar el mínimo a $10.50 por hora en el estado y hasta $11.50 en la Ciudad de Nueva York.

Según activistas de Se Hace Camino Nueva York, el actual salario de $8.75 por hora no está cerca de lo suficiente para vivir.

“Un salario mínimo de $15 beneficiaría en particular a las mujeres, que constituyen la mayoría de los trabajadores de bajos ingresos en el estado”, argumentó Solages.

 

LEE TAMBIÉN:

Aprueban salario a $7.50 la hora para empleados con propina

Hispanos en EEUU endeudados y con salarios insuficientes

Dionisia Canalesresidente en Westbury, comentó que al ser una madre de tiempo completo debe conseguir el pan de cada día con un empleo de medio tiempo, pero sus ingresos no cubren sus necesidades básicas.

Por su parte, Martha Estrada, que residente en Bay Shore, dijo que como madre soltera de tres niños estuvo obligada a trabajar 14 horas diarias por menos de $7. “Tenía dos trabajos para poder sobrevivir, pero ahora estoy desempleada. Necesitamos un salario mínimo que realmente nos ayuda a llevar el sustento a nuestros hogares”.

Diana Lugo, directora de Community Engagement Programs at the National Latina Institute for Reproductive Health, destacó que, en promedio, las mujeres latinas sólo ganan 53 centavos por cada dólar que se le paga a un hombre blanco que hace el mismo trabajo.

“Los bajos salarios hacen casi imposible, para muchas familias, completar el pago del alquiler, poner comida en la mesa y comprar los libros escolares para sus hijos”, agregó.

Según organizadores de la manifestación, el alquiler promedio de un apartamento de un dormitorio en Long Island es de $1,489 al mes, eso es más de 141 horas de trabajo mensuales o más de 35 horas de trabajo semanales para pagar la renta.

Funcionarios electos recordaron que ciudades como Seattle, San Francisco o Los Ángeles prevén subir sus salarios mínimos entre $13 y $15 para 2017.